Nación pagó más de $86 millones del Fondo Especial del Tabaco durante 2016

Tabaco | La producción avanza con dificultades y sin rumbo cierto. Los pagos a productores y a proveedores están atrasados por una auditoría.

Jueves 21 de julio de 2016

Entre el 22 de enero y el 12 de julio de 2016, el Programa de Reconversión del Area Tabacalera (PRAT) del Ministerio de Agroindustria de la Nación giró pagos a la provincia de Tucumán por unos $86.481.067,07, a través de  nueve operaciones de transferencia de dinero que financia programas del Fondo Especial del Tabaco (FET). Así consta en un informe difundido por el PRAT, de donde surge que el envió de fondos desde el Ministerio de Agroindustria de la Nación hacia la Dirección de Agricultura de la Provincia se reanudó el 22 de enero de este año, luego de un último envío de dinero concretado durante la administración nacional anterior, realizado el 28 de octubre de 2015.

Casi tres meses después, hacia fines de enero de 2016, arrancaron las transferencias de Nación a Provincia. Sin embargo, tal como lo reconocen desde distintos sectores de productores tabacaleros, los pagos a los productores de distintos ítems de “caja verde” siguen retrasados, al igual que algunos pagos a proveedores de servicios contratados por División Tabaco.

Los atrasos son “denunciados” o “informados”, según la perspectiva con que se mira la situación por los distintos actores. Todos coinciden en que el motivo de conflicto es “la auditoría a que está sometiendo el Ministerio de Agroindustria a los programas que ejecuta División Tabaco en Tucumán. Los sectores autoconvocados denuncian “esa situación como un mal necesario para transparentar el manejo y la aprobación de los proyectos para su posterior financiamiento con dineros del FET”, tal como lo afirma uno de los referentes de ese sector, el productor Rafael Medina.

Sin embargo, desde los gremios de productores admiten que “la auditoría ha generado demoras no deseadas, generando mayores dificultades a las habituales”. Por su parte, “los funcionarios de Agricultura, bajo cuya responsabilidad está el manejo de los fondos evitan informar realmente qué es lo que está pasando”, argumentan desde los autoconvocados.

El problema afecta sobremanera a los pequeños productores, que volvieron a peticionar al Gobierno -a través de los autoconvocados- que el dinero de un plan de construcción de galpones sea repartido entre los productores en forma directa para ayudarlos a financiar los gastos de la presente campaña.

En este contexto, la noticia del cierre de la planta de acopio de la empresa Massalin Particulares, ubicada en la ciudad de La Cocha, sumó mayor incertidumbre entre los productores, ante la probabilidad de que disminuya la demanda y con ello el precio de la variedad burley que se produce en la zona, y ante la probabilidad de que el resto de los acopios ubicados en los departamentos La Cocha y Alberdi no absorban la totalidad de la producción de la campaña 2016-2017.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tu opinión cuenta

comentarios