Un motociclista chocó de frente con un colectivo y murió

Un motociclista murió ayer tras chocar de frente con un colectivo. La imprudencia y el mal estado del camino habrían sido los elementos que se conjugaron para provocar la tragedia en Villa Carmela.

Apenas empezaba el día, todos apurados por llegar a horarios a sus trabajos y actividades. Una ruta 315 con el tránsito pesado, como es habitual.

Eran las 7.40 cuando Héctor Luis Gutiérrez, de 29 años, salió de su casa en el Barrio Vial II a bordo de una moto Honda Wave de color azul y tomó por la ruta con dirección al sur. Al llegar al kilómetro 6, testigos aseguran que habría intentado sobrepasar a un vehículo, pero de frente, venia el interno 17 de la línea 100 con el que terminó impactando de frente. Apenas cayó al pavimento, los vecinos y eventuales transeúntes fueron a socorrerlo, pero fue en vano.

Gutiérrez falleció en el acto, dijeron los médicos de la Policía Científica que llegaron al lugar poco después.
El micro, que era conducido por Walter Omar Abregú, de 50 años, se detuvo unos metros más adelante.

Matías Agustín Chasampi, venia en su motocicleta algunos metros detrás de la víctima, y fue el primero en intentar ayudarlo. “Pasé la entrada al Oeste III y de frente venía el 106 y atrás el 100, pero adelante mío venían varios vehículos y motos. Cuando yo quiero sobrepasar unas motos levanto la mirada porque escucho un golpe fuerte. Miro y veo que una moto se dio con el 100, que creo estaba saliendo a la ruta. Vi una nube de polvo y plásticos por todos lados, y a los segundos veo al hombre que estaba tirado de costado. Se cruzó un vecino y una señora también, pero al parecer murió en el acto”, detalló al El Tribuno el testigo, quien aseguró que de inmediato dio aviso al 107 y luego siguió camino a sus obligaciones.

Un celular destrozado fue encontrado por uno de los improvisados rescatistas, que de alguna manera intentaban dar soluciones en medio de la tragedia hasta que llegaron los policías y la ambulancia. Durante varias horas el cuerpo de Gutiérrez estuvo tendido en la banquina de la 315, ofreciendo un espectáculo morboso a quienes se acercaban a ver.
“En esa parte tenés
que ir prácticamente en el medio de la calzada por lo rota que está la ruta”, aventuró Chasampi.

Luego del retiro del cuerpo, los vehículos involucrados fueron trasladados a la base de la Comisaria de Cebil Redondo, en calidad de secuestros. En tanto que, la justica determinó que el chofer no fuera privado de la libertad en la causa homicidio culposo.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tu opinión cuenta

comentarios