El aumento del aceite también tendrá un tope

En el marco del incremento de precios, que comenzará a regir en agosto, la suba será de entre 69 centavos y hasta 1,50 pesos en la botella de 900 centímetros cúbicos según el tipo de aceite y dependiendo del comercio y la región.
En la actualidad, el valor de la presentación de 900 centímetros cúbicos en el mercado oscila entre 17,20 y 19 pesos el aceite tipo mezcla, y entre 18,69 y 22 pesos para el de girasol en Buenos Aires.
En un comunicado de prensa, la cartera que conduce Francisco Cabrera subrayó que “el Gobierno viene trabajando con el sector aceitero en solucionar la distorsión que desde 2008 existe en la cadena de valor de la industria, para asegurar el empleo en el sector y cuidar el bolsillo de las familias argentinas”.
“En 2008 el mercado fue distorsionado mediante la creación de un fideicomiso que por momentos llevó el precio del aceite a un valor muy por debajo del real, poniendo en riesgo los miles de empleos en la cadena de valor de la industria. Hemos trabajado para normalizar la situación cuidando al mismo tiempo el bolsillo de las familias argentinas y la conservación del empleo en el sector. En este sentido, valoramos el comportamiento responsable de la industria en el acuerdo de hoy”, explicó Ignacio Werner, asesor del Ministerio de Producción.
Los inconvenientes con el precio del aceite se agudizaron durante la última semana, ante la posibilidad de que a fines de agosto próximo finalice la vigencia de un fideicomiso que permite subsidiar los valores de este producto, considerado de alta demanda de consumo.
En este marco, durante la víspera la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor anunció la puesta en marcha de operativos de control en todas las jurisdicciones del país para evitar la posibilidad de que se lleven a cabo prácticas comerciales ilegales como la venta de aceite supeditada a la compra de otro producto.
“Los controles realizados hasta el momento no reflejan faltantes de producción de aceite ni problemas de estacionalidad”, señaló la dependencia oficial, para luego precisar que “se han labrado actas en las provincias de Córdoba, Salta y Misiones por casos aislados de venta atada a la compra de otro producto”.
Ante irregularidades en comercios, los consumidores pueden comunicarse con la línea de consultas y reclamos de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor al 0-800-666-1518 gratuita o en las oficinas provinciales de cada jurisdicción.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tu opinión cuenta

comentarios